Cuatro: el simpático inquilino de Telecinco.


PR08_Prisa_Cuatro_Telecinco

Las empresas Prisa y Mediaset anunciaron la fusión de sus canales en abierto, Cuatro y Telecinco, el 18 de diciembre de 2009. La fuerte crisis que el grupo Prisa venía sufriendo desde 2008 le forzó a realizar esta operación. El grupo italiano Mediaset pasó de este modo a dirigir el holding resultante del acuerdo al ser propietaria del 81,7%.

Esta absorción de Cuatro por Telecinco ha supuesto movimientos de programas y de personal entre ambas cadenas. La primera ha sufrido el desmantelamiento de sus servicios informativos. Los equipos que los componían han pasado a integrarse en la agencia de noticias Atlas, perteneciente a Mediaset. De este modo Telecinco ha incorporado caras de reconocido prestigio y personal altamente cualificado en su plantilla. Los que no han salido huyendo ante el temor de adaptar su forma de trabajar al modo de Telecinco: con un mayor control sobre el contenido del producto de cada profesional y la imposición de elaborar realities y contendidos banales frente a la calidad y la información relevante.

Cuatro ha dejado de realizar producción de ficción propia. Las series nacionales que estaba emitiendo se pasaron a Telecinco, el único de ambos canales que ha seguido contando con un departamento dedicado a producir este tipo de contenidos. Esta fusión ha supuesto, además, una fuente de material para los canales menores de Mediaset en España, Siete, Factoría de Ficción y Boing, que se han dedicado a reponer series, documentales y programas de Cuatro.

Cuatro ha tenido que resignarse, por tanto, a ocupar el papel del invitado bien recibido pero en un inevitable segundo lugar. Peor suerte corrió el canal de noticias CNN+, sustituido por Gran Hermano 24 horas.

La polémica ha acompañado a esta fusión desde sus inicios. El Consejo de la Comisión Nacional de la Competencia impuso a Mediaset España una multa de 3,6 millones de euros por vender paquetes conjuntos de publicidad para ambas cadenas, reduciendo de este modo la competencia efectiva en el mercado televisivo.

La posición periférica de la Cuatro al arrebatarle la producción de noticias y buena parte de sus contenidos propios es evidente.  Se anuncia que esta navidad Telecinco y Cuatro darán las campanadas juntos. Nunca mejor dicho ya que las presentarán nada menos que Jorge Javier Vázquez, Isabel Pantoja y su hijo, Kiko Rivera.

No obstante, las últimas noticias nos hacen prever un futuro para las cadenas más esperanzador. La perdida de audiencia y la resistencia de las marcas a degradar su imagen uniéndola a determinados contenidos ha provocado que dos de los programas estrella de Telecinco, «Enemigos Íntimos» y «Resistiré, ¿vale?», dejen de emitirse. Y el futuro es cada vez más incierto para la “Noria”, hasta ahora el programa estrella de la cadena, que lleva dos semanas emitiéndose sin publicidad tras la entrevista a la madre de Cuco. Tendremos que esperar para comprobar que futuro le aguarda al sensacionalismo impúdico de Telecinco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s