Iñaki Gabilondo: el periodismo es “el oficio de contar las cosas”


 

PR20_GABILONDO / Mercedes Durá Lizán

Ficha técnica

Argumento

Iñaki Gabilondo ha escrito “El fin de una época. Sobre el oficio de contar las cosas”, una reflexión personal entorno al momento crítico en que hoy en día se encuentra el periodismo. El libro consta de un prólogo, de mano del también veterano periodista Joan  Barril, quince capítulos breves y un glosario en el que el autor aporta una definición subjetiva de algunos términos que para él son especialmente polémicos.

Gabilondo se declara perteneciente a una época dominada por un modo de ejercer la profesión que ha llegado a su fin. A partir de su experiencia, realiza un análisis de la crisis que ha marcado esta transición y que, para el periodista, se debe en gran medida a que se han abandonado los pilares o valores tradicionales de la profesión y se ha cedido ante el actual imperativo económico.

El periodista lamenta que quienes ejercen esta labor se hayan olvidado de que consiste en “contar cosas” y reclama que el periodismo siga teniendo como motor su función social. Solo estando cerca de la gente conservará la característica indispensable sin la cual no tiene razón de ser: la credibilidad.

Estos parámetros, por tanto, no pueden quedar desplazados por intereses políticos, económicos o personales. Gabilondo nos habla de las presiones que sufren, sobre todo, algunos periodistas locales y de la autocensura de los profesionales en todas sus vertientes: la de los jóvenes que temen al paro, la de los que siempre quieren quedar bien, la de los periodistas esclavos de su imagen y la de los perezosos que prefieren evitar las complicaciones.

Cierra el libro introduciendo algunos pronósticos de futuro que son un atisbo de esperanza. Está muriendo un modelo de negocio pero no la profesión. Los valores tradicionales del periodismo no son perecederos, como no lo es la necesidad de que profesionales cualificados seleccionen la información y ofrezcan al público un análisis de calidad.

Valoración personal

“El fin de una época” es un libro de lectura fácil y algo desasosegante pero, sobre todo, es un análisis interesante de la actual coyuntura de la profesión periodística. Sin embargo, el libro sabe a poco viniendo de alguien de tan dilatada trayectoria como Iñaki Gabilondo. Pocas páginas y  poca profusión de datos. Mucha subjetividad.

Este libro ahonda, una vez más, en la tantas veces comentada y analizada crisis del periodismo. La pérdida de credibilidad, la politización de la información, su distanciamiento de los intereses de las personas, el fin del modelo periodístico en papel, la precariedad laboral de los profesionales y los despidos masivos son temas recurrentes en ensayos y congresos profesionales. Iñaki Gabilondo se sube al carro de este proceso de hablar de lo que “hacemos” y de lo que “somos”.

En el caso de Gabilondo, es una buena tarea para alguien que, como él mismo confiesa, ya “ha colgado los tirantes”. Es evidente que el periodista se siente desplazado y esa es la sensación que plasma en este réquiem a un modo de ejercer el periodismo que está tocando a su fin.

 “El fin de una época. Sobre el oficio de contar las cosas” aporta, principalmente, la clave de lo que debería ser la esencia del periodismo tradicional, contemporáneo y futuro: la calidad y la buena voluntad para contribuir al crecimiento de la sociedad. En el momento actual, el mercado exige a los jóvenes profesionales una versatilidad irracional -que implica desde conocimientos técnicos de toda índole, hasta hablar un sin fin de idiomas- y el cumplimiento de los ritmos de producción se impone frente al trabajo bien hecho. Ante esta situación, este lobo de mar nos habla de una tarea, que sin ser fácil, puede salvar al periodismo del naufragio: la de estar cerca de la gente, saber hablarles y tener la intuición y el conocimiento necesario para seleccionar lo que realmente es importante y contarlo de la forma adecuada.

Frases destacadas:

  • “El deber del periodista es estudiar las alternativas.”
  •  “La lógica de la industria de la comunicación se ha apoderado de la comunicación.”
  • “El juego de la acción consiste en lo que llamo las cuatro ces, es decir: conocer, confirmar, comprender y contar”
  •  “Lo que permite a un periodista sobrevivir en el mundo de hoy no es aprender muchas lenguas, sino conocer cuáles son los distintos idiomas de la sensibilidad de la vida.”
  •  “Quienes han descubierto que la gente tiene poco tiempo están convirtiendo el lenguaje de la información en el lenguaje de la píldora, de la publicidad, de la promoción.”
  •  ”Siempre he preferido tener un poco menos de información y en cambio un poco más de independencia, que un poco más de información y un poco menos de libertad.”
  • “La guerra de las estrellas con su vanidad, su liderazgo, su dinero y sus reconocimientos ha sido poco analizada y con frecuencia se ha disfrazado de ideología.”
  •  “Si mis hijos no tuvieran nada de comer habría tenido sin duda una vida mucho más elástica.”
  • “El temor a defraudar es la razón por la que he visto cometer las más habituales traiciones profesionales.”
  • “Si permitimos que se fabrique una sociedad encerrada en el individualismo, camuflada en su propio cascarón, entonces nuestro oficio está condenado a desaparecer, al igual que si se extinguieran los árboles de la Tierra desaparecerían los carpinteros.”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s